[insert_php]the_tags(‘Afecta a: ‘ );[/insert_php]

Adjuntamos el comunicado enviado a nuestros compañeros de IBM y, en otro próximo, incluiremos los detalles sobre las acciones a realizar en común.

Ante las diversas dudas y comentarios recibidos, vamos a intentar aclarar cuáles son los posibles escenarios que se nos plantean ante la apertura por parte de la empresa de los procesos de despido colectivo, bajada de salarios e inaplicación del plan de pensiones.

La reforma laboral aprobada en febrero de 2012 ofrece a las empresas la facilidad de poder aplicar de manera unilateral las medidas que en este momento IBM está planteando. La Ley exige unos requisitos formales, uno de los cuales es establecer un período máximo de 30 días de consultas con la representación de los trabajadores. En nuestro caso se inició el pasado martes día 22.

También dice la Ley que el periodo de consultas tiene finalidad clara de proporcionar a los trabajadores/Comités de Empresa  información suficiente  para conocer las causas de las medidas y afrontarlas adecuadamente. Y deberá versar, como mínimo, sobre las posibilidades de evitar o reducir los despidos colectivos y atenuar sus consecuencias mediante medidas sociales de acompañamiento, tales como recolocación, o acciones de formación o reciclaje profesional para la mejora de la empleabilidad. Durante el período de consultas, las partes deberán negociar de buena fe, con vistas a la consecución de un acuerdo.

¿Qué puede pasar tras esos 30 días?

Si transcurridos los 30 días del periodo de consulta, la empresa no modifica su posición o no se llega a un acuerdo, la Dirección puede poner en marcha las medidas anunciadas: despido de 137 trabajadores y bajada del salario fijo en un 12%. En cuanto al Plan de Pensiones se abriría un proceso especial que incluye la intervención de la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos.

Una vez aplicadas esas medidas, podemos acudir a los tribunales, que posteriormente decidirían sobre su aplicación o nulidad (caso Coca-Cola).

Estos procesos, como os podéis imaginar, requieren especialización, además de mucho esfuerzo y trabajo. Hay que manejar argumentos técnicos, económicos, financieros, actuariales y jurídicos, y desentrañar todo un argumentario que IBM ha preparado con ayuda de los despachos de abogados más importantes de este país, además de varias empresas consultoras.

¿Cómo puedes ayudar ?

CON TU APOYO.

1.- Apoyo a las acciones que se convoquen desde los Comités de Empresa:
Vamos a comenzar las acciones de protesta con una acción sencilla;  solicitamos que todos llevemos en la solapa un lazo azul, que debería servir para mostrar de manera discreta pero fehaciente el rechazo de toda la población de IBM a las medidas presentadas por la dirección.
Esta protesta la queremos hacer extensiva a los compañeros de Global Services que también están amenazados en este momento con un proceso de segregación (AMS).
Por lo cual proponemos como lema común: “No al desmantelamiento de IBM en España
En un comunicado posterior, os informaremos de la forma de conseguir estos lazos solidarios.

2.- Apoyo económico:
Sin financiación no será posible luchar contra esta triple amenaza. La empresa tiene medios, dinero y buenos asesores.
Es fundamental para poder rebatir con los mejores argumentos las elaboradas falacias que la empresa está utilizando en la defensa de sus intereses, que nosotros contemos con los mejores asesores en todas las áreas técnicas y jurídicas.  Este asesoramiento tiene un coste y cuanto más invirtamos en ello, más posibilidades tendremos de ganar.

Ponemos a vuestra disposición el número de cuenta corriente de los comités de empresa para que podáis ir realizando vuestras aportaciones:
IBAN ES73 2100 9413 8522 0000 4174 (La Caixa)

Las cantidades a aportar son voluntarias, aunque inicialmente y como referencia, sugerimos una aportación orientativa de 100 euros por persona. Es solo una sugerencia y no hay límites ni inferiores ni superiores a la cantidad a aportar. Todas las aportaciones serán tratadas de forma anónima.

Necesitamos tu apoyo.