Afecta a: , , , , , ,

El pasado martes 24 de noviembre estuvimos en la Audiencia Nacional para celebrar la vista sobre la ejecución de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el Plan de Pensiones.

Quedó claro que la empresa pretende realizar una ejecución abusiva mediante una regularización con unos intereses de capitalización de las cantidades aportadas muy lejos de lo que un empleado medio puede conseguir. ¿Quién conoce un instrumento de inversión que haya rendido un 25% en 2014? Para su justificación, se crea una fantasmágorica cartera que jamás ha existido en España en Planes de Pensiones, manipulando un elemento esencial, “la duración”: es falso que en España se haya invertido de media en emisiones de renta fija de más de 10 años. La realidad, la histórica, la contrastable, es que la duración media ha estado por debajo de 2 años, lo cual da una rentabilidad varias veces menor que la inventada por ellos.

Con la regularización aplicada en la prima contratada, un 75% de los empleados, prácticamente todos con salarios por debajo de 60.000€ y alguno más, se queda sin pensión de Catalana. Quienes tengan un salario más alto tienen una reducción de cientos de miles de euros, varias veces las aportaciones recibidas en el Plan Alternativo. En los anexos de la póliza con la relación individualizada de asegurados aportadas en esta vista de ejecución, la columna de pensión asegurada tiene un valor cero para una gran mayoría de empleados.

La póliza para la ejecución de la prestación de catalana se firmó el 28 de octubre, un día antes de finalizar el periodo de consultas en IBM, in extremis. Y a pesar de ofrecernos el día 29 de octubre un arbitraje sobre parte de la inaplicación, se callaron que en la póliza que contrataron el día anterior ya habían fijado todos esos parámetros a arbitrar.

No ha sido hasta días antes del 24 de noviembre que hemos podido conocer los datos aportados por IBM para esta vista, incluido algo tan elemental como que se había pagado una prima, donde se ha puesto de manifiesto que las prestaciones devengadas se han calculado con la metología que la representación sindical defendía como algo básico, la misma con la que se han dotado las cuentas de 2014 y la de todos los años anteriores: devengo de prestaciones basado en la proyección y no en la congelación a 31/12/2015.

En la vista, también quedó claro que la empresa usa una base de datos con salarios reales para calcular los costes para recortar salarios y otra con salarios más bajos para calcular el coste de su prima con Catalana: miles de euros de menos en promedio por persona, como el propio asesor de la empresa tuvo que reconocer.

Esta es la forma en que la dirección ha venido negociando: escondiendo y manipulando datos. Quizás sea hora de cambiar de estrategia, porque de otra forma va a ser muy dificil llegar a un acuerdo. A pesar de eso,  nosotros seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestras manos para conseguir el justo reconocimiento de nuestros derechos.