Afecta a: , , , , , ,

La convocatoria de una huelga pretende objetivos concretos, que son muy importantes y que creemos que todos debéis considerar para ser conscientes de ellos.
La huelga es una medida de presión. Con la huelga le estamos pidiendo a la Dirección de la Empresa, en este caso,
·    Que reconozca mediante un acuerdo colectivo unos derechos adquiridos que tenemos los trabajadores de IBM GSE y que vemos peligrar tras la segregación a INSA, que nos imponen.
·    Que dé marcha atrás a sus medidas de despidos y bajada salarial en IBM S.A.
·    Que no despida a trabajadores con contrato temporal, que llevan en IBM años y años trabajando junto a nosotros, sin que su puesto de trabajo sea nada temporal.
·    Que no maneje a su antojo y según sus intereses, los puestos de trabajo que ocupa personal subcontratado, jugando con ellos como si fueran marionetas.
Esto, junto a un “basta ya” al largo etcétera de arbitrariedades e injusticias que, en definitiva, nos llevan a decir un rotundo
NO AL DESMANTELAMIENTO DEL GRUPO IBM EN ESPAÑA
La huelga es el mejor modo de mostrar nuestro rechazo a unas medidas de la Empresa, que consideramos arbitrarias. A través de la huelga manifestamos nuestra posición contraria a unas decisiones con las que no estamos de acuerdo. Manifestamos que esas medidas se nos están aplicando a la fuerza, sin contar ni con nuestra opinión ni con nuestro consentimiento.
Hacemos una huelga para buscar la mayor repercusión posible de nuestra posición. Es mediante la huelga como mostramos nuestro rechazo, de la forma que más repercusión y más eficacia puede tener. Las quejas en los pasillos y llorar juntos en el café no valen más que para autocompadecernos o como terapia.
Como ejemplos, en juicios previos la Dirección de la Empresa ha alegado, como prueba de la legalidad de sus medidas, la conformidad de los empleados, la ausencia de incidentes o sus firmas de aceptación.
La huelga es una muestra de unidad. Con la huelga mostramos a la Dirección de la Empresa que no nos va a poder manejar, como en el pasado, con tratos “uno a uno”, en que, con presiones, lo consiguen todo.
La huelga es el modo de fijar posturas de cara al futuro. Acudiendo a la huelga estamos mostrando a la Empresa que vamos a estar dispuestos a luchar por todos y cada uno de los derechos que nos intenten quitar. Manifestamos que, desde este momento, deben andar con mucho cuidado con lo que pidan y con lo que intenten, porque somos capaces de movilizarnos ante nuevas arbitrariedades.
La huelga es el modo de mostrar nuestro descontento general. La buena marcha de cualquier Empresa se basa en el estado de bienestar y confianza en el que trabajan sus empleados. Con esa base, cualquier empleado está dispuesto a hacer esfuerzos adicionales para sacar adelante algún proyecto difícil o alguna situación complicada.
En una situación en la que la Dirección nos obliga a pasar por el aro de cada nueva idea que tiene, no va a encontrar una respuesta positiva ante nuevos esfuerzos adicionales que nos pidan. Si estamos dispuestos a ir conjuntamente a la huelga, vamos a estar dispuestos conjuntamente a negarnos a trabajar fuera de horas, a negarnos a prescindir de la jornada de verano, o a negarnos a renunciar, por necesidades de trabajo, a vacaciones previamente planificadas.
La huelga es la forma de decir a la Empresa quiénes somos. Del mismo modo que la Dirección de la Empresa nos transmite que no vivimos los mismos tiempos que aquellos en los que se establecieron nuestros derechos actuales, y que dichos derechos ya no son vigentes por el paso de los años, nosotros les vamos a decir que tampoco somos los mismos trabajadores de entonces, agradecidos al papá empresario, dóciles y sumisos.
La huelga es la forma de frenar las cesiones que nos exigen. A estas alturas ya nadie puede creer que si no se mueve y dice a todo que sí, no le va a pasar nada y la Empresa lo va a proteger por ser un niño bueno. La experiencia nos ha demostrado que el proceso de ceder no tiene fin. Cada día hay que ceder a algo más: el empleo, el plan de pensiones, el valor del ticket de comida, trabajar fuera de horas durante meses para sacar adelante un proyecto, el 10% del sueldo, el paso a otra Empresa…

¿Cuándo va a finalizar este proceso? ¿Cuándo tengamos que pagar por venir a trabajar? Ha llegado el momento de decir NO.

La huelga es el modo de decir ¡BASTA YA!

¡Acude a la huelga!

Madrid, 16, 30 y 31 de diciembre de 2015. Comités de Empresa de IBM.

Miércoles 16 de diciembre, concentración de 13:00 a 13:30
en la puerta del edificio de Santa Hortensia.

Huelga de 4 horas el miércoles 16 de diciembre desde las 13:30 a las 17:30.