Afecta a: , , , , ,

Queremos compartir con vosotros la situación actual que nos tiene, una vez más, sorprendidos. Ya que la dirección de la empresa en un alarde de mimetismo y flexibilidad, por no decir de falta de claridad, está actuando con distintas caras y enviando distintos mensajes. Claramente el objetivo es despistar, desconcertar, dividir a los trabajadores para conseguir sus propósitos; ya se sabe, a río revuelto ganancia de pescadores.

Por un lado, la empresa contesta NO

Dice que NO, a la petición de paralización del expediente.
Después de las reuniones en el SIMA (organismo de conciliacion a nivel nacional), y habiendo terminado sin acuerdo, pedimos a la dirección que, ya que estábamos negociando, no abriera el expediente a la Comision Consultiva Nacional de Convenios Colectivos. La empresa acaba de presentar ante la COMISION CONSULTIVA NACIONAL DE CONVENIOS COLECTIVOS el expediente de inaplicacion del Plan Tradicional. Y en 30 días tendremos la resolución.

Dice que NO, a nombrar un árbitro de común acuerdo.
Este organismo puede delegar en un árbitro la decisión del expediente y así lo ha hecho. Hemos pedido a la dirección de la empresa que acordemos entre las partes el nombre del árbitro.

Dice que NO, a la retirada de la bajada de salario.

Dice que NO, que no tiene nada que ver con las acciones que los directores están realizando en contra del comité de empresa, fomentando entre los trabajadores una alternativa para quitarnos de en medio.

Por otro lado, la empresa contesta SI

Dice que SI, a negociar un acuerdo.
La dirección de la empresa ha aceptado entrar en negociaciones e incluso estaría dispuesta a retirar la inaplicación del Plan Tradicional.

Dice que SI, a bajas voluntarias.
La dirección de la empresa podría aceptar un ERE sólo con las bajas voluntarias y contando las ya realizadas.

Dice que SI, a un plan nuevo de aportación para los empleados de nuevo ingreso.

Dice que SI, a una arbitraje que determine una regularización del Plan Alternativo.

Dice que SI, que nos reconoce como interlocutores y quiere firmar. Sin embargo, está intentando que los comités desaparezcan.

En la reunión del día 13 ya le trasmitimos a la dirección que si quiere negociar de buena fe, debería de dejar de influenciar en los trabajadores, a través de los directores, que están recogiendo firmas para destituir al comité de empresa. Esta no es la primera vez, ni la primera empresa donde esto se intenta. Cuando las direcciones de las empresas se encuentran con comités y sindicatos que no se doblegan ante las presiones para ceder los derechos y firmar en blanco, lo siguiente que intentan es destituirlos, desprestigiándolos y creando división entre las plantillas.

Y los comités ¿qué estamos haciendo? preguntan algunos… Pues mantener la cara como podemos, porque nosotros sólo tenemos una cara y no vamos a cambiar.

¿Estamos acercándonos y es posible un acuerdo?  Sí. Creemos que sí, pero no podemos ni siquiera concentrarnos en la negociaciones, porque tenemos que estar defendiéndonos por otros lados, ante la Comisión, ante los trabajadores, ante las distintas caras de la empresa.

Por tanto, os pedimos un voto de confianza, y que nos apoyéis en nuestra labor.