Afecta a: ,

Hemos seguido trabajando intensamente en el texto borrador del acuerdo, hasta ayer a las 23h. y nos separan algunos términos relevantes, como la aceptación de causas, la concreción de la bajada salarial, detalles del arbitraje (colectivos, criterios), detalles de la migración voluntaria a un nuevo plan de aportación definida, la necesidad de que la segunda fase se acuerde y las limitaciones que la empresa quiere imponer sobre futuras demandas colectivas al plan de pensiones.

Hasta que no dispongamos de un texto definitivo, consideramos que en la asamblea los comités no vamos a poder informar adecuadamente y que los empleados no van a poder elegir con el necesario conocimiento del acuerdo.

Ayer la dirección intentó engañarnos una vez más. Los principios sobre los que hemos estado negociando durante un mes pasaban por ofrecer a los empleados un cambio de sistema de pensiones, negociado y acordado, que incluyera una valoración correcta de los derechos del pasado, con una regularización previa de las aportaciones del Plan Alternativo, acordada y justa.

La dirección aceptó estas premisas e impuso la condición de mantener una bajada salarial.

Pero llegado el momento de la concreción de estos principios, nos encontramos con que la dirección, no quiere acordar la regularización, no quiere hacer una valoración correcta del pasado y que incluso no tiene ningún interés en que los empleados se cambien de un sistema de prestación a uno de aportación, sólo quiere definir un nuevo sistema de aportación definida para los empleados de nuevo ingreso. Y para todo esto quiere que los comités aceptemos y firmemos una bajada salarial general para todos los empleados.

Mientras, el plazo que se dio la CCNCC para emitir un laudo sobre la inaplicación del Plan Tradicional vence mañana 11 de febrero.

Los plazos están muy justos, pero es la empresa la que puede retirar la inaplicación y obtener tiempo para cerrar este acuerdo adecuadamente, en tiempo y forma.

Ya le hemos contestado a la dirección que no estamos dispuestos a firmar un acuerdo de este estilo y que si no retiran el expediente nos vemos abocados a que el árbitro designado por la Comisión Consultiva emita el laudo.

Os informaremos de su contenido una vez valorado y analizado y de los siguientes pasos a realizar, tan pronto como nos sea posible.

Comité de Empresa de IBM en Barcelona