Enviado en: , ,

Nota enviada a la empresa
———————————————————————————–
La empresa unilateralmente esta protagonizando una practica colectiva que afecta de manera directa a los intereses laborales e incluso a la dignidad de los trabajadores.

Esta practica colectiva de cuyo contenido y alcance, ni siquiera se ha informado a la RLT, consiste en que a través del denominado Programa Care Center, los responsables jerárquicos de muchos empleados les incitan y presionan para que se sometan  a las actuaciones de una consultora externa a la empresa utilizando para ello una seria de admoniciones y advertencias no contrastadas objetivamente, como la de no dar un perfil profesional adecuado,  supuesta obsecelencia, etc.

Así mismo en estas conversaciones en las que exclusivamente intervienen el empleado y el superior jerárquico, se le dice al empleado que al parecer su trabajo se esta trasladando a otras instalaciones de la empresas en otras zonas geográficas y que por tanto su trabajo deja de ser funcional y operativo para la empresa. En otras ocasiones, en estas entrevistas con superiores jerárquicos, aunque no sea el inmediatamente superior del trabajador, se utilizan otras estrategias como supuesta reducción del personal del departamento y por lo tanto carencia de funcionalidad de este.

Todas estas estrategias de las que las descritas son solo un ejemplo, y van encaminadas a conseguir que el trabajador se someta a la entrevista previa con la consultoría y los posteriores procedimientos de ésta. Estas instrucciones o procedimientos van encaminados a conseguir que parte de los trabajadores salgan voluntariamente de la empresa sin indemnización alguna, o se sometan a excedencias voluntarias, cuyo reingreso resultaría problemático,  o acepten supuestas re-colocaciones mediante baja voluntaria en la empresa ó en otras empresas que no forman parte del grupo mercantil.

En nuestra opinión, toda esta estrategia empresarial que lo que pretende, en una evaluación racional de su contenido, es disminuir la plantilla sin seguir los procedimientos de despidos y  por lo supone una practica de verdadera fraude de ley y incluso atentatoria a la dignidad del trabajador, como es la amenaza real que se vierte en las conversaciones con los superiores jerárquicos, tal y como se puede escuchar en las grabaciones realizadas de estas conversaciones. Se les amenaza en ellas de un mal futuro, como es la perdida de futuro profesional en la empresa y su carácter de personal sobrante, estigmatizando  a estos trabajadores laboralmente.

Además esta practica, resulta afectada por el incumplimiento del pacto que se alcanzo, en IBM en febrero del 2016, y en consecuencia afecta a la imprescindible buena fe contractual que debe tener la empresa con sus trabajadores. En efecto, el pacto obliga a a la empresa a no realiza ningún procedimiento de despido colectivo en los próximos dos años,  y sin embargo ahora la empresa desarrolla una estrategia invocando supuestos problemas organizativos y de funcionamiento para lograr que los trabajadores dejen de trabajar en ella, invocando para ello la supuesta falta de empleabilidad en la empresa.

Además en el caso de IGS, aunque no exista dicho pacto de despido colectivo, esta práctica es censurable legalmente, puesto que esta incrementando la plantilla mediante absorción de otras empresas y el nivel de subcontratación es altísimo con lo cual no hay ningún problema de empleabilidad.

Los comités entendemos que tanto en IBM como en IGS,  esta practica desarrollada constituye un fraude de ley y es atentatoria contra la dignidad personal y profesional del trabajador, ya que se somete al trabajador a una entrevista con un superior y posteriormente  con la consultora,  con un contenido intimidatorio para que abandone la empresa de forma voluntaria.

Así mismo, los comités  de empresa insistimos a los trabajadores para que ninguno se acoja a bajas de este tipo, y que si es requerido para ello debe acudir a la entrevista con el superior jerárquico, acompañado de un miembro del comité de empresa. En ningún caso, se debe acudir  a la entrevista con la consultora externa, ya que no hay obligación contractual.

Una vez más los comités requerimos a la empresa, para que nos de información detallada sobre las causas que motivan esta estrategia tan alambicada, que implica una presión intimidatoria para el trabajador tendente a una salida voluntaria de la empresa. La dirección de la empresa debe informar a la RLT de cuales son los motivos de supuesta falta de empleabilidad.

————————————————————————–

Invitamos, al mismo tiempo, a los trabajadores que den información a los comités sobre el contenido de la estas practicas.

A los trabajadores que resulten presionados por la dirección de la empresa, les sugerimos esta contestación:

“Después de las conversaciones mantenidas , tomo nota de su oferta y sin que sirva de demostración de falta de interés y de rechazo , les comunico que, de momento, no voy a participar en el programa, si en algún momento retomara esta decisión ya se lo comunicaría.”

Comite de IBM Madrid

Estamos a vuestra disposición para cualquier aclaración, duda o consulta sobre las nota y el proceso del Career Center.
Comités de IBM e IGS Barcelona